Conecta con nosotros

Interior

Cositorto y Zoe viven horas cruciales para la organización

Publicado

el


iSpeech.org

A punto de cumplirse dos meses de la primera publicación de El Diario acerca de las actividades de Generación Zoe en esta ciudad, en Argentina, Paraguay, Colombia, México y España, el CEO de la compañía de “coaching, trading financiero, educación, prédica del Evangelio, (etcétera)” se encuentra luchando a brazo partido contra los mismos medios que lo adulaban y en redes sociales, para defender su credibilidad y mantener en pie la estructura que lo tiene en la cima.
La fotografía del viernes, que muestra a decenas de sus devotos seguidores (y ahorristas), exigiendo sus dividendos en la sede porteña de Crisólogo Larralde 1801, puede significar ya mucho más que una señal de lo que se avecina.
Y esa fuerte desconfianza en su proyecto empezó a tener cierto asidero, ya que todo parece volverse en contra de Leonardo Cositorto por estos días. A la desmentida del área de minería del Gobierno de Jujuy sobre la existencia de una mina de oro que sea de su propiedad o que se encuentre bajo explotación de alguna de sus unidades de negocios, le siguió en las últimas horas la del Gobierno de San Juan (hacia donde el líder de Zoe había corregido el punto de la explotación aurífera). “Es la mina León. Pero no tiene por qué estar una mina a nombre de Generación Zoe. La explotamos con la gente que son los dueños de Sol Petróleo en la Argentina”, dijo Cositorto en el pase de una provincia a la otra (inclusive luego de haberse tomado fotos en La Quica, Jujuy, “camino a las minas para buscar el respaldo en oro para la moneda Zoe Cash”, según escribió en su cuenta de Twitter).
Pero Sol Petróleo es una compañía petrolera, no minera; una razón social de una red de estaciones de servicio propiedad de Petrolera del Conosur, el grupo que representó la llegada al país de la petrolera estatal venezolana (Pdvesa es dueña del 95% del paquete accionario).
El último balance de Petrolera del Conosur en la Comisión Nacional de Valores ofrece datos a marzo de 2019. 
Más todavía, la Cámara Minera de San Juan aseguró no tener registro de actividades de Generación Zoe, Sol Petróleo o Petrolera del Conosur en la provincia. 
Y el Ministerio de Minería de San Juan tampoco tiene registro alguno de la presencia de esas empresas en la provincia. 
Y más aún: existen solo dos proyectos auríferos en producción actualmente en San Juan. Uno es Veladero y el otro el proyecto Gualcamayo. Ambas producen oro y plata. Una tercera, Casposo, frenó la producción y volvió a la etapa de exploración para ver si hay más mineral económicamente viable para extraer.

¿Oro?, ¿para qué?
Cada criptomoneda de Generación Zoe, bautizada Zoe Cash, según explicaba el mismo Cositorto, estaría respaldada por un gramo de oro. “Vamos a poner centros de canje a nivel mundial en los que, a partir de las 10 monedas, te podés llevar 10 gramos de oro. Para eso, compramos una mina de oro que ya está en funcionamiento”, prometía.
Como viendo venir que el supuesto el respaldo “minero” de su criptomoneda se derrumbaría a poco que sus perseguidores investigaran al respecto, su compañía subió a las redes hace exactamente 10 días un video en el cual Cositorto, con pasado familiar villamariense,  afirmaba que un multimillonario que cree firmemente en sus proyectos le pidió unos días para acercarle toneladas de oro.

Horas complicadas
Como decíamos, no son horas fáciles para Leonardo, que ya de jovencito emprendía proyectos parecidos en Chile, por ejemplo, país que actualmente también le resulta familiar, para captar seguidores y la confianza de los mismos. Y si las cosas no salían bien, vuelta a empezar; una y otra vez, como en el caso posterior de su empresa AxPhones, en México, de la que ya informó el periodista de aquel país Carlos Ortega en nuestra edición del 27 de noviembre.
Otro golpe que el CEO tuvo que soportar en la última semana tiene, por así decirlo, “su peso en oro”, ya que golpeó sobre su condición de coach. La página oficial de Zoe describe a Cositorto como un empresario de más de 20 años de experiencia en Coaching Ontológico, formado hacia fines de los años noventa y receptor de múltiples honores y reconocimientos a lo largo de estos años. Pero… la Asociación Argentina de Coaching Ontológico Profesional (AACOP), salió a separarse del referente máximo de Zoe y su socio, Maximiliano Batista: “Desde este lugar, afirmamos que las personas señaladas en esos informes como profesionales del coaching no forman parte de la comunidad de profesionales acreditados en nuestro país por esta Asociación. En ningún caso, un coach ontológico aconseja, ni asesora, ni indica, ni direcciona de manera alguna las conductas de las personas. Tampoco define o establece los objetivos que las personas deben alcanzar o los resultados que deben generar”, destacaron desde la organización.
La AACOP explicó que las escuelas y los coaches profesionales que pertenecen a esta asociación se pueden encontrar en www.aacop.org.ar.

El comienzo
Como saben nuestros lectores, hace casi 60 días cursamos un mail a la Comisión Nacional de Valores para interiorizarnos sobre la situación legal de Zoe y su Universidad del Trading SA. Publicamos la respuesta, no con otro ánimo que el de poner tal situación en conocimiento de la sociedad villamariense en general y de los estudiantes/ahorristas en particular (quienes reciben el 7,5% de su “matrícula” en dólares todos los meses). 
La respuesta no fue otra que esa empresa o grupo de empresas no estaba habilitada, al tiempo que se le exigía el cese inmediato de las ofertas financieras que realizaba para captar adherentes. 
Cositorto explicó en el derecho a réplica (gratuito) que le concedimos en este medio, así como y en un Publinota (artículo pagado) en Clarín, que la autorización pertinente estaba en trámite. Lo repitió en varios sets de televisión, como el de la conductora Viviana Canosa, por citar solamente uno de ellos.
Pero la CNV, el organismo que regula al mercado de capitales argentino, no lo toleró y salió con los tapones de punta. Le inició “un sumario administrativo a Generación Zoe SA, Universidad del Trading SA y a su CEO, Leonardo Nelson Cositorto, por la posible realización de oferta pública e intermediación irregular en el ámbito del mercado de capitales”.
Al mismo tiempo, emitió “una alerta internacional” relacionada a las actividades de esta empresa, todo “en virtud a persistencia en la publicidad a través de las redes sociales y medios de alcance nacional, y a las reiteradas denuncias y consultas recibidas por este organismo”. La sumariante designada para el caso fue, nada menos, que la doctora María Cynthia Pastor, subgerenta de Sumarios por Incumplimientos Normativos.

 

La única denuncia actual ante la Justicia es de Bitcoin
El Banco Central tomó cartas en el asunto e inició otro sumario, mientras que Bitcoin Argentina hizo lo propio y fue directamente a la Justicia, por lo que la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), que conducen Mario Villar y María Laura Roteta, trabajó mucho en los últimos días en el caso, según pudo saber El Diario en medios allegados a ese organismo y en fiscalías federales de esta provincia.
En el lapso de casi dos meses desde que abordamos el intrincado asunto de Zoe y sus subsidiarias, se fueron acercando a la “cuestión” medios de alcance nacional (Ambito Financiero, Infobae, TN, C5N, La Nación, Nexofin, El Economista y la versión vernácula de la revista especializada Forbes, de alcance internacional). Algunas de estas publicaciones dejaron en claro que sospechan de la existencia de una estafa piramidal del tipo Ponzi detrás del holding que lidera Cositorto.
Lo cierto es que, hasta el momento, solo la fiscal paraguaya Irma Llano fue a fondo y realizó un operativo en oficinas de Asunción, convencida de que estaba “ante un hecho de estafa”, puesto que las personas que confiaron sus ahorros “no tendrán a quien reclamar nada si se cierra el local, por cuanto la empresa no está legalizada”, según sus propias declaraciones a la televisión del país vecino.
En Argentina, parece que algo se avanza en investigaciones administrativas y judiciales. En Colombia, en tanto, la Superintendencia Financiera no encontraba evidencia de presencia física de Zoe en ese país, siendo que este medio sí la tiene (ver las fotografías de las oficinas de Zoe en Medellín en esta misma página).
Entre el viernes último y el día de ayer, en el frente de ese local, desapareció el cartel de Zoe. Justamente fue a poco de comenzar la investigación de la Superintendencia.

Sede en Florida, Estados Unidos
Hasta aquí se sabía que la empresa de Cositorto (y de Batista) tenía, además, sedes en Crisólogo Larralde 1801 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y avenida Alem 248 esta ciudad. Ahora, estamos además, en condiciones de dar cuenta de la existencia de una compañía denominada Zoe Global Univesity, registrada y activa desde el 30 de junio de 2021 en la dirección 8726 NW 26TH # 24 ST, de Doral, Florida, Estados Unidos. 
Los especialistas consultados no descartan que desde esa sede se hayan planificado las recientes  conferencias de Cositorto en México junto a Juan Diego Gómez, “youtuber número 1 de América Latina en educación financiera” y “Primer latinoamericano en obtener el botón de oro por parte de Youtube en este tema”, según ellos mismos. 
También vinculan esa sede del sur de los Estados Unidos al desembarco de Zoe en Cuba en octubre último, donde ya cuenta (al menos en Twitter) con 144 seguidores.
Entonces, surgen muchos interrogantes. ¿Para quién trabaja Cositorto? ¿Qué poder lo respalda? ¿Solamente el poder del dinero que le aportan sus fieles seguidores? Tiempo al tiempo. Aquí, por el momento, sus líderes locales siguen diciendo “presente” en avenida Alem. Aunque habrá que estar atento al movimiento que se produzca en el lugar mañana lunes, cuando las oficinas abran al público, porque en las cuestiones financieras, es difícil pronosticar cómo terminan los efectos dominó o cascada.



Fuente

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Copyright © 2020 - DEVALUADO.COM - Contacto: redaccion@devaluado.com - Información: info@devaluado.com - With the power of WPVip. - Design and develop
WPVip