Conecta con nosotros

Interior

“Hay que tener en consideración cómo está el personal médico”

Publicado

el


iSpeech

Se esperaba una tercera ola de contagios de COVID-19 en la Argentina, aunque la mayoría de los especialistas admiten que se calculaba para marzo.
La aparición de ómicron cambió el escenario y no solo la nueva ola se adelantó, sino que generó que se superen largamente los récords alcanzados desde el inicio de la pandemia. 
Si bien con un crecimiento exponencial de casos hoy el porcentaje de ocupación de camas críticas a nivel nacional está lejos de la saturación (gracias a la vacunación, con un 75% de la población con al menos dos dosis), en las últimas semanas sí se produjo un fuerte incremento de las internaciones por infecciones de gravedad (principalmente de personas que no están vacunadas o tienen el esquema incompleto).
En este contexto, El Diario dialogó con la especialista en salud ambiental y docente de la Universidad Nacional de Villa María, Lara Buthet, quien se refirió a la importancia de seguir generando “empatía y resiliencia”, con especial foco en esta etapa en cuidar al personal de salud que sigue en el frente de batalla de la pandemia. 
Buthet es, además, licenciada de bioquímica clínica, doctora e investigadora en ciencias de la Salud y especialista en Toxicología Ambiental.

Una mirada diferente 
La Organización Mundial de la Salud identifica a la salud ambiental como un contexto de bienestar físico, emocional y espiritual de uno en el ambiente en el que está. El trabajo de Buthet es puntualmente investigar sobre los factores del entorno que puedan influir en la salud de las personas.
La doctora señala que si bien un estado de plenitud total es “bastante utópico”, para ella se debe plantear desde un concepto de resiliencia: “Que es la capacidad de los seres humanos de enfrentar situaciones conflictivas y tratar de tomar de eso un aprendizaje para poder salir adelante”. 
Puntualmente, sobre los profesionales que trabajan en terapia intensiva señaló que “ya de por sí es una actividad estresante”: “Normalmente, una terapia intensiva requiere un buen descanso previo el día anterior, estar alerta, requiere resolver situaciones con la cabeza despejada y en este contexto de pandemia no hay que analizar solo el porcentaje de las camas de terapia, sino también esto”. 
Para la especialista el nivel de cansancio en el personal de salud no solo afecta a los propios médicos, enfermeros, camilleros o personal de maestranza, sino también al paciente que llega a ser atendido: “No habría que esperar a tomar medidas solo cuando la ocupación de camas llega a un determinado porcentaje, sino que hay que evaluar y tener en consideración cómo está el personal médico. Es importante pensar empáticamente en las personas que están frente a frente con el coronavirus”. 
Buthet destacó que si bien en algunos lugares se han tomado medidas para contener al personal médico, la posibilidad de remplazar a un médico terapista es muy limitada, porque no hay muchos profesionales con esta especialidad. 
Con la particularidad de esta pandemia, en donde los pacientes que estaban internados también debían ser aislados y las familias no los podían visitar, el personal de salud también fue el nexo entre la persona enferma y sus seres queridos: “Llega un momento en el que los pocos momentos de descanso o de ocio  tampoco son tales, porque uno sigue conectado”.
“La tercera ola colapsó los centros de testeo, generando en muchas localidades hasta violencia para con el personal de salud. Por otro lado, también hubo un colapso en los centros de vacunación, ya que muchas personas que se habían dejado estar porque veían que había pocos casos, fueron urgente a colocarse una primera o segunda dosis”, agregó.

“Generar conciencia y empatía”
Buthet se refirió también al comportamiento que debe tener la sociedad en general. La especialista manifestó estar convencida de la “capacidad empática” de las personas y llamó a seguir generando conciencia: “En la cola del supermercado hay que seguir manteniendo los dos metros de distancia. También hay que usar bien el barbijo. Si uno considera que si se contagia puede transitar un COVID leve, hay que tratar de tener un poco de empatía y mantener los cuidados, porque no sabés cómo le puede pegar al otro”.
En su calidad de docente universitaria destacó que conoce de muchos jóvenes que mantienen un comportamiento responsable en este contexto: “Algunos han manifestado sus ganas de ir a una fiesta habilitada, pero se cuidan de no estar los días siguientes con personas más grandes o que puedan tener algún factor de riesgo ante la enfermedad”. 
Para finalizar, Buthet señaló la importancia de poder estudiar la pandemia desde distintos puntos de vista, no solo desde la medicina, sino, por ejemplo, desde la sociología, la terapia ocupacional y un conjunto de especialidades, de forma interdisciplinaria, para poder aprender a futuro y enfrentar este tipo de situaciones con nuevas herramientas.



Fuente

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Copyright © 2020 - DEVALUADO.COM - Contacto: redaccion@devaluado.com - Información: info@devaluado.com - With the power of WPVip. - Design and develop
WPVip