Conecta con nosotros

Internacionales

Pandemia en Europa: Alemania registró 50.000 casos y Países Bajos evalúa nueva cuarentena

Publicado

el


iSpeech.org

La pandemia en Europa no cesa. En las últimas horas, Alemania registró un nuevo récord de casos diarios al alcanzar los 50.000 contagios de Covid-19 y genera preocupación dentro del gobierno, ante un aumento de la tensión en el sistema sanitario. En paralelo, Países Bajos reveló un salto de 16.300 casos y el primer ministro Mark Rutte evalúa imponer un cierre por dos semanas. Alarma por los no vacunados.

El gobierno neerlandés se encuentra considerando reimponer una cuarentena parcial, la primera en Europa desde el verano, debido al salto en la cantidad de casos de covid-19 que en las últimas 24 horas alcanzaron un récord de 16.300.

El gobierno neerlandés se encuentra considerando reimponer una cuarentena parcial, la primera en Europa desde el verano, debido al salto en la cantidad de casos de covid-19 que en las últimas 24 horas alcanzaron un récord de 16.300.

El panel de asesores sobre la pandemia recomendó al gobierno local imponer un lockdown parcial, que incluya cierre de teatros, cines, cafés y restaurantes, como también al suspensión de grandes eventos.

Por el momento, el ejecutivo del primer ministro interino Mark Rutte no dio a conocer ningún anuncio respecto a tal medida, pero medios locales aseguran que esta misma noche se encuentra en reunión de emergencia y el viernes dará una conferencia de prensa.

Según destaca la prensa neerlandesa, el gobierno suele seguir las recomendaciones de los expertos, por lo que es probable que se avance con una medida de tal magnitud.

El cierre tendría una duración de dos semanas, durante el cual las escuelas continuarían abiertas. Sin embargo, el ingreso a espacios públicos estaría limitado a quienes estén completamente vacunados, o que se hubieran recuperado totalmente de la enfermedad.

El alza en los casos comenzó poco después de haberse levantado las restricciones, en septiembre de este año. Esto ha generado presión sobre el sistema sanitario de todo el país, al generar tensión dentro de los hospitales en cuanto a la disponibilidad de camas, lo cual obligó a las autoridades a priorizar la atención a pacientes con covid-19.

Alemania

La epidemia de covid-19 se acelera en Alemania, que este jueves superó el umbral de los 50.000 contagios diarios y registra cada vez más hospitalizaciones, lo que ha forzado al futuro canciller Olaf Scholz a reaccionar ante la delicada situación.

El socialdemócrata, que debería suceder a Angela Merkel, se enfrenta a su primera crisis, aunque no se espera que tome posesión del cargo hasta diciembre, cuando terminen las negociaciones entre su partido, el SPD, los ecologistas y los liberales.

El futuro gobierno alemán se enfrenta a una nueva ola de contagios que se ha acelerado desde el final del verano boreal y que afecta a los países europeos donde la tasa de vacunación es aún insuficiente.

Al igual que Alemania, Austria, Países Bajos y Suiza registran un aumento de casos.

La epidemia lleva varias semanas afectando también a Bulgaria y Rumanía, que tienen las tasas de vacunación más bajas de la Unión Europea (UE).

En cambio, España, el país con más vacunados en el continente, se ha librado de este rebrote.

Alemania registró el jueves un número récord de nuevas infecciones, con 50.196 casos más en 24 horas.

"Los políticos deberían haber reaccionado mucho antes a los claros análisis de la ciencia y haber introducido una normativa coherente a nivel nacional", lamentó el jueves Martin Stratmann, presidente del Instituto Científico Max Planck.

Olaf Scholz trata de disipar las críticas sobre la falta de preparación del país.

Los futuros socios de la coalición presentaron el jueves en el Parlamento un paquete de medidas que incluye una nueva campaña de vacunación, la vuelta de las pruebas gratuitas y la imposición de restricciones a quienes no se vacunen.

"Tenemos que tomar medidas necesarias muy numerosas para pasar este invierno. Debemos poner a nuestro país al abrigo este invierno", instó Scholz, ministro de Economía del Gobierno saliente de Angela Merkel, a los diputados.

"Un muy, muy gran número de aquellos que no están vacunados se contagiarán (...) Es lo que esperamos", advirtió, pidiendo la reapertura de los centros de vacunación.

Las propuestas, si se aprueban, deberían entrar en vigor a finales de mes. Sin embargo, los tres partidos descartaron hacer obligatoria la vacunación, incluso para el personal sanitario.

Para el próximo jueves se ha convocado una reunión de urgencia entre el gobierno federal y las regiones.

El brote se atribuye en parte a la tasa de vacunación relativamente baja de la población en Alemania, apenas superior al 67%.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, calificó recientemente la nueva ola de "pandemia de los no vacunados".

La tasa de incidencia de siete días, que mide el número de nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes, se sitúa ahora en 249, la más alta desde el inicio de la pandemia, con situaciones alarmantes en las regiones de Sajonia (521), Turingia (469,2) o Baviera (427).

El número de muertos en 24 horas va en aumento y llegó a 235 el jueves.

La presión en los hospitales es cada vez mayor, aunque el número de pacientes de covid-19 en cuidados intensivos, que actualmente es de 2.739, sigue estando lejos del récord del pasado diciembre (5.762).

Alemania ha tenido que empezar a trasladar a los pacientes de las regiones más afectadas a hospitales que puedan acogerlos.

Angela Merkel dijo el miércoles que el resurgimiento de las infecciones en el país era "dramático". Varios estados afectados ya han empezado a presionar a las personas no vacunadas o que no pueden demostrar que se han recuperado de la enfermedad.

A partir del lunes, Berlín les prohibirá la entrada en restaurantes sin terraza, bares, gimnasios y peluquerías. El llamado sistema "2G", que significa "geimpft" (vacunado) o "genesen" (curado), ya ha entrado en vigor esta semana en Sajonia.

Varios responsables políticos pidieron cancelar un año más los tradicionales mercados navideños en las regiones más afectadas.

Pero el brote de la epidemia no impidió que el jueves se inaugurara el carnaval de Colonia en un ambiente festivo para un público vacunado o curado.

"El riesgo es razonable", dijo a la AFP Uwe Schörnig, tesorero de una asociación de carnaval, mientras la multitud se reunía sin mascarilla en el corazón de la ciudad vieja.

Fuente

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Copyright © 2020 - DEVALUADO.COM - Contacto: redaccion@devaluado.com - Información: info@devaluado.com - With the power of WPVip. - Design and develop
WPVip