Conecta con nosotros

Internacionales

Biden empuja el liderazgo de Washington, pero en casa sufre de debilidad

Publicado

el


iSpeech

Washington - Mientras Joe Biden buscaba ayer en Escocia proyectar el liderazgo mundial de Estados Unidos en una cumbre climática, en casa aún precisaba votos para su plan de gobierno y para una elección estadual vista como un referéndum anticipado sobre su presidencia.

L a elección de hoy es la primera batalla electoral genuinamente competitiva desde que Biden llegó en enero a la Casa Blanca y es considerada un indicador de su popularidad y de las perspectivas de su Partido Demócrata en las elecciones de medio término del año próximo.

L a elección de hoy es la primera batalla electoral genuinamente competitiva desde que Biden llegó en enero a la Casa Blanca y es considerada un indicador de su popularidad y de las perspectivas de su Partido Demócrata en las elecciones de medio término del año próximo.

Situación

Terry McAuliffe, un exgobernador demócrata de Virginia que busca recuperar el cargo, ha perdido la ventaja que le llevaba al republicano Glenn Youngkin, y las encuestas han mostrado un empate técnico en la última semana de campaña.

Una derrota de McAuliffe probablemente provocaría un reajuste de cuentas entre los moderados del Capitolio, preocupados de que la expansión del Gobierno propuesta por Biden sea excesiva para algunos votantes.

Los líderes demócratas buscan apurar una votación en la Cámara de Representantes sobre el proyecto de ley de infraestructura bipartidario de 1,2 billones de dólares y un plan de gasto social de 1,75 billones de dólares antes de que los resultados de Virginia comiencen a conocerse.

Biden ganó en Virginia por diez puntos y los demócratas, que también ganaron allí cuatro de las últimas cinco elecciones para gobernador, esperan que ese estado se haya orientado definitivamente a la izquierda.

Empero tres sondeos recientes mostraron que la carrera está virtualmente empatada. Algunos observadores sostienen que los demócratas caminan hacia la derrota al ignorar señales de resistencia al Gobierno, tal como ocurrió cuando los republicanos ganaron por última vez el la gobernación de Virginia en el año inaugural de Obama.

Omnipresente

La campaña ha sido una caminata en la cuerda floja para Youngkin, quien apeló al espíritu de Donald Trump para ganar la nominación republicana, pero luego se distanció del expresidente.

Durante el fin de semana dijo reiteradamente que no estaba involucrado en la aparición pública virtual que hizo Trump anoche y en cambio se dedicó a difundir sus planes para el gobierno del estado.

“Esto ya no es una campaña. Es un movimiento. Son los virginianos uniéndose para reclamar comunidades más seguras, mejores escuelas e impuestos más bajos”, dijo.

Agencia AFP

Fuente

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Copyright © 2020 - DEVALUADO.COM - Contacto: redaccion@devaluado.com - Información: info@devaluado.com - With the power of WPVip. - Design and develop
WPVip